Skip to content

Qué es el render 3D interactivo y cómo funciona

Un render es una representación gráfica fotorrealista de un espacio, un producto, un diseño, etc. antes de su construcción. Es el resultado que se obtiene tras un modelado 3D con un software especializado por el que se realiza el diseño de forma tridimensional y se renderiza para lograr una imagen final lo más ajustada posible a la realidad.

Los renders interpretan la luz, las formas, las texturas y son muy habituales en sectores como el inmobiliario ya que se trata de una herramienta muy útil para comercializar un proyecto.

Qué es el render 3D interactivo

Con el tiempo, los servicios de renders han ido evolucionando y han desarrollado múltiples técnicas de renderizado como por ejemplo el render 3D interactivo. Hasta hace unos años los renders eran representaciones sencillas pero hoy en día a veces resulta difícil distinguirlos de fotografías. Este tipo de recurso se puede utilizar en catálogos, publicidad, presentaciones y vídeos promocionales con resultados realmente impresionantes.

Orígenes y evolución de los renders 3D

La palabra render es un anglicismo que se usa en el sector informático, del diseño y audiovisual. Su origen data de 1960, cuando el diseñador gráfico estadounidense William Fetter creó una representación de una figura humana en 3D mediante animación por ordenador.

Más tarde, en 1963, el científico experto en el campo de la informática Ivan Sutherland creó Sketchpad, el primer programa de modelado 3D. Sutherland fue quien introdujo conceptos como el modelado tridimensional por ordenador, el diseño automatizado (CAD) y la realidad virtual.

Tipos de renders interactivos

Para crear un render interactivo es indispensable contar con 3D rendering services ya que son necesarios conocimientos altamente especializados y años de experiencia para lograr resultados profesionales. Podemos distinguir entre estos tipos de renders interactivos:

  • Servicios de renders 360º. Consiste en ofrecer una visualización completa de un producto desde varios puntos de vista hasta completar el giro de 360 grados. De este modo se pueden observar todos los detalles desde la pantalla solo moviendo el ratón.
  • Tours virtuales con renders. Este tipo de render interactivo combina los renders 360° en un tour virtual por los espacios de una casa, de estancia en estancia pudiendo detenerse en cada rincón. Este servicio lleva las imágenes estáticas al siguiente nivel y permite que el usuario visite y entienda virtualmente un proyecto sumergiéndolo en un conjunto de imágenes de 360°.
  • Realidad virtual. El render interactivo de realidad virtual sumerge al usuario dentro de la escena modelada con un realismo total. A diferencia de los tours virtuales, que son más estáticos, este tipo de efectos permiten interactuar con libertad y en tiempo real. Es una experiencia completa de recorrido y da la posibilidad de hacerse a la idea del proyecto a escala humana.

Para qué usar un render 3D interactivo

Una vez llegados a este punto, es necesario explorar para qué sirve un render 3D interactivo y en qué campos suele tener un mayor rendimiento. Destacamos las tres industrias para las que los renders han resultado esenciales.

Sector inmobiliario

El sector inmobiliario es el que más utiliza los renders interactivos como impulso comercial. Dentro de este ámbito podemos incluir tanto la venta de promociones de casas o pisos como los proyectos urbanísticos o la comercialización y publicidad de hoteles y espacios vacacionales. En cualquiera de ellos es necesario diseñar imágenes virtuales 3D lo más parecidas a la realidad para poder vender, en el caso de las viviendas, o para poder ganar concursos o atraer inversores.

Diseño de producto

En el diseño de producto, los renders 3D interactivos son realmente prácticos por varios motivos. Por un lado, permiten entender mejor el diseño, materiales y funcionamiento del producto y, por otro, es más sencillo cuantificar sus gastos de producción así como una más eficiente fabricación.

Arquitectura efímera

En las construcciones efímeras como pueden ser los stands o las exposiciones temporales existe muchas veces un gran componente de diseño y creatividad. Por ello, nada mejor que en el momento de presentar el proyecto ofrecer un render 3D interactivo, ya sea en forma de recorrido virtual o de representación 360º. Así, todas las personas implicadas en la decisión podrán ver en tiempo real cómo quedará y qué sensaciones les transmite pudiendo marcarse los cambios o modificaciones de forma mucho más ágil y práctica.

Los renders 3D interactivos han revolucionado, pues, la visualización de la arquitectura y del producto y ofrecen mil y una posibilidades con mucho camino todavía por avanzar.